13 oct. 2016

Rules of a rebel and a shy girl

Título: Rules of a rebel and a shy girl 
Autora: Jessica Sorensen
Año de publicación: 2016
Género: romance, new adult // chick lit
Nº de páginas: 214
Editorial: Createspace Independent Publishing Platform
No disponible en castellano
La traducción de la sinopsis es un poco patatera, pero es mía.

Willow
Empezó con un beso y acabó con una lista. Lo de enmedio es un poco más complicado.
Se supone que la lista de reglas tiene que proteger mi amistad con Beck e impedir que nos volvamos a besar accidentalmente. Pero, ante todo, se supone que tiene que proteger a mi corazón de quedar destrozado y a mí de terminar rota como mi madre.
Siempre se me ha dado genial seguir las reglas. Pero cuanto más tiempo paso con Beck más pienso en aquel beso y la sensación de sus labios contra los míos. Por primera vez en mi vida, desería ser el tipo de persona que rompe las reglas. Pero no puedo cruzar esa línea. No con Beck. Ni con nadie.
Además, si Beck supiera de verdad cómo es mi vida, la lista no tendría que existir porque, para empezar, ni siquiera me habría besado.
Beck
Empezó con el beso más alucinante de la historia y continuó con Willow dándome una lista.
La estúpida lista. Cuando me la dió, quise rompera en pedacitos, abrazarla fuerte y besarla hasta que se diera cuenta de que un trozo de papel no iba a detenerme. Willow ha sido mi mejor amiga desde siempre y ya debería saber que no soy el tipo de persona que sigue las normas.
Ella puede que piense que el beso fue un error, pero se equivoca. Los besos como ese no pueden ser un error. Willow y yo estamos hechos el uno para el otro, desde que le prometí que la protegería de todo lo malo que había en su vida. Y, de alguna manera, se lo voy a demostrar.




O P I N I Ó N

Descubrí esta historia hace algunas semanas en el blog de Paula, Mil y una historias, en el que tiene una sección a la que soy adicta: Descubriendo portadas. En una de las entradas comentaba varios libros románticos, y este título me llamó mucho la atención. No soy mucho de romance contemporáneo, porque me resulta aburrido y repetitivo (véase las historias de Elle Kennedy o Audrey Carlan). Pero confome pasaban los días, me apetecía más y más desconectar un poco de todo y leer algo diferente. Si os digo la verdad, he acertado de pleno: he descubierto que me encantan las historias de mejores amigos con mucha tensión sexual, especialmente si el chico es como este.


El libro comienza años atrás, cuando Willow no era más que una niña de seis años a la que su padre acababa de abandonar. Las cosas con su madre no van bien: bebe, fuma, trae hombres desagradables a casa y la echa para poder estar tranquila con ellos. Soy de naturaleza llorona y la niña me ha dado mucha pena, ¡para qué mentir! Para colmo, el vecindario es como el Bronx y pueden llegar a robarte la radio del coche contigo dentro conduciendo sin que te des cuenta. Como era de esperar, la madre entra en una espiral de desesperación y comienza con las drogas. Años después, en la actualidad, Willow se ha convertido en una adulta estresada porque tiene un trabajo denigrante, una madre drogadicta e infinidad de facturas que pagar: la matrícula de la universidad, el alquiler del apartamento, las deudas con los camellos y un largo etcétera. 

¡Pero Willow tiene un caballero de brillante armadura listo para ayudarla en cualquier ocasión! Beck es muy diferente; es guapo (y lo sabe), despreocupado, de familia rica y con un futuro prácticamente asegurado. Y me he reído bastante con él. Ya comenté por Twitter que me encanta este personaje, ¡es muy bonico! Podría haber sido un niño rico sin más, pero la autora le ha dado ese punto altruista y soñador que hace que se desviva por su amiga. Personalmente, prefiero a los chicos que no van de malotes. Y sí, el título dice explícitamente que es un rebelde, pero a mí sólo me lo ha parecido cuando estaba su padre involucrado. 

Como ya he dicho, Willow vive estresada: tiene que hacerse responsable de demasiadas cosas para alguien que aún no tiene ni los veinte. Si dejamos de lado que, a veces, me ha parecido una llorica a la que le encanta autocompadecerse y que está empeñada en rechazar la ayuda que obviamente necesita, no me ha caído del todo mal. Es más, creo que, a pesar de la superficialidad con la que se narran sus desgracias, es muy fácil entender su situación y su forma de reaccionar. Es cabezona e insiste en rechazar la ayuda de Beck pero, en su lugar, creo que me sentiría y actuaría como ella, como si me estuviera aprovechando siempre de una buena persona

Quizá en la inancia no fuera tan obvio, pero en la adolescencia, las hormonas hacen de las suyas y ¡tachán! Tensión sexual no resuelta. Hasta que, una noche en la que habían bebido un poquito demasiado, Beck y Willow se besan. En ese momento, nace la lista de reglas que mantendrá a salvo su amistad: nada de contacto labio-a-labio. Creo que Willow es un poco (bastante) inocentona, ya que no se da cuenta de que Beck está coladito por ella ni cuando la coje de la mano, le besa el cuello o le susurra cosas al oído. A ver, entiendo que no quieras acabar como tu madre y omitas a los hombres de tu to-do-list, ¡pero no somos tontos! Si es que es tan obvio lo que pasa entre ellos que todos sus amigos los shippean. ¿Cómo es posible que no sospeches ni un poco que Beck siente algo más? ¿CÓMO? Debe ser algo relacionado con lo ingenua y terca que es, una combinación fatal. O a lo mejor es que vive en una constante negación. 


La narración alterna los puntos de vista de Willow y Beck, cosa que me parece superinteresante. Ya comenté en alguna reseña que prefiero el punto de vista masculino, porque está menos trillado. Sea como sea, la forma en la que la autora escribe su relación me ha encantado, ¡Beck es demasiado mono! No me cansaré nunca de decirlo. El libro es corto y adictivo (tanto que lo empecé el miércoles por la noche y madrugué el jueves porque necesitaba terminarlo; así de eganchada me tenía). Lo único que le ha restado puntos ha sido el melodrama innecesario que hay de relleno y la cantidad de clichés: la chica rota que necesita ayuda, el príncipe azul, el padre-tirano, etc. A pesar de esto, admito que quiero más historias como esta


En defintiva, Jessica Sorensen nos presenta una bonita (y predecible) historia de amor entre Beck, un chico que tiene todo lo que quiere pero no lo que necesita, y Willow, una chica a quien la vida no ha tratado demasiado bien. ¿Sobrevivirá su amistad a aquel primer beso o se estará yendo al traste sin que se den cuenta? Una novela entretenida sobre el amor, la amistad y aprender a decir basta que os arrancará más de una sonrisa


 
 

12 comentarios:

  1. Hola^^
    Pues no pinta mal, parece la típica historia entretenida para leer una tarde lluviosa en casita por lo que no descarto darle una oportunidad pronto, que además le tengo ganas a la autora.
    un besote guapa!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    Todavía no he leído nada de la autora, pero esta novela me llama tanto *-* Por lo que cuentas, Beck tiene todas las papeletas para encantarme jeje Puede que tenga cosas un poco tilladas, como tú dices, pero creo que podría ser de esas historias TAN monas que al final te da igual xD Gracuas por la reseña ^^
    Un besazo

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! No conocía esta historia ni a la autora, pero tiene muy buena pinta :) A pesar de que esté repleta de clichés, puede gustar y triunfar igual, creo que me gustaría si lo leyera. Me lo apunto para futuras lecturas :)
    Un besazo, coneja ♥.

    ResponderEliminar
  4. Hola :)
    Solo he leído La Coincidencia de Callie y Kayden y me gustó mucho. Leería más de la autora.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. De la autora ya he leído un par de libros y no están mal
    no descarto leer este pronto
    un beesito

    ResponderEliminar
  6. Aw, suena demasiado cliché pero cute. Igual y le de una oportunidad después.

    abrazos ( de oso )

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola 📕!
    madre mía, este tipo de libros me suelen obsesionar y enamorar *u*, no lo conocía así que te agradezco mucho jeje. Pues me gustaría leerlo, pero no está en Español, verdad?... Me esperaré a ver si lo traduce alguna editorial para darle una oportunidad porque si en inglés para este año no lo termino jaja. He leído muchos libros de esta misma autora y personalmente me encantó... ¡Le daré una oportunidad!
    ¡Un abrazo 😃!

    ResponderEliminar
  8. ¡Holaa! Ehhhhh pero que buena pinta no? no lo conocía pero sin duda me has convencido!! espero leerlo pronto

    Un besito

    ResponderEliminar
  9. Hola! Este libro tiene muy buena pinta, si sale en español lo leeré sin duda, estaré pendiente :)
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  10. Hola, estoy en la misma que tú, de igual manera no leo romance porque lo notó muy cliché en la mayoría de los casos, claro.. sé que hay excepciones en muchos libros, pero ando muy fuera de lugar con este tipo de género, no descarto darles su oportunidad más adelante, pero por ahora tengo prioridades que no abarca este genero, que bueno que te gustó, yo lo tengo anotado pero pienso leerlo más adelante.

    Saludos :3

    ResponderEliminar
  11. De la autora leí La coincidencia de Callie y Kayden y no me terminó de convencer. Aunque no pinta mal por ahora no me animo ^^

    Saludos y gracias por la reseña.

    ResponderEliminar
  12. OMG!

    Necesito este libro ya!!!!!

    A ver si alguna magna editorial española se digna a traerlo, gracias por tu reseña.

    Un besote

    ResponderEliminar