20 may. 2017

The Diabolic

Título: The Diabolic
Saga/Trilogía: The Diabolic, #1
Autora: SJ Kincaid
Año de publicación: 2016
Género: young adult, scifi, dystopia
Nº de páginas: 416
Editorial: Simon & Schuster

Una diabólica es implacable.
Una diabólica es letal.
Una diabólica tiene un solo fin
matar para proteger a su dueño

Némesis es una diabólica: un arma letal con aspecto humano. Ha sido creada para proteger a Sidonia, la hija de un senador galáctico. Aunque se han criado juntas, Némesis sabe que no pueden ser amigas ni iguales: su único propósito es defender a su dueña a vida o muerte. 

Cuando el emperador se entera de que el padre de Sidonia está tramando una rebelión, la llama a la corte para tenerla de rehén. Solo hay una manera de protegerla: Némesis debe ir en su lugar y hacerse pasar por ella. 

Rodeada de peligros, intrigas y traiciones, Némesis deberá ocultar quién es en realidad justo cuando empieza a descubrirlo. 

En el universo de Némesis todo es posible: el riesgo, la aventura, el peligro... incluso el amor.



O P I N I Ó N

Este libro lleva tiempo en mi lista de deseos y, un buen día, tuve mucha suerte y lo gané en el sorteo de Leafa y Alysa, del blog Un Libro para Compartir. No se me pasó por la cabeza ni aplazarlo para otro momento; me puse con él lo antes posible. Ha sido todo lo que esperaba, ¡una de las mejores lecturas de lo que va de año! Os cuento un poco más:


Al principio, me tenía un poco desconcertada. Esperaba una distopía, sin duda, pero no una en el espacio. En The Diabolic, los planetas son para los humanos plebeyos, así que la nobleza no suele pisar tierra firme muy amenudo. Ellos viven en estaciones espaciales lujosamente acondicionadas, bien protegidos de las radiaciones solares y las enfermedades. La tecnología avanzó tanto que, además, pueden permitirse tratamientos diarios para retrasar los signos de la vejez, hasta tal punto que parece que nadie tenga más de veinte años. Sin embargo, ya nadie investiga nada; el progreso se estancó hace mucho y el pensamiento científico está completamente prohibido y castigado, por lo que las máquinas que hacen la vida tan sencilla se están quedando obsoletas y las naves espciales, construidas hace siglos, explotan por el desgaste y la falta de mantenimiento.

Son muchas cosas, ¿verdad? Lo mismo me pasó a mí, tardé un poco en asimilar todos estos rasgos que hacen del mundo de The Diabolic un paisaje rico y complejo. Y la cosa no acaba ahí: es posible crear «seres humanos» para fines determinados como, por ejemplo, protección. Aquí es donde entra Nemesis, una diabólica. Los diabólicos son seres modificados geneticamente para que sientan apego hacia una única persona y sean capaces de matar por ella. Nuestra protagonista está conectada a Donia, una chica de clase alta muy inocente que, en lugar de tratar a Nemesis como una máquina sin corazón (como hace la gran mayoría), la trata como a una amiga.

Todo este rollo es muy necesario para entender el personaje de Nemesis. Ya que ha sido creada y críada para un único fin, toda su vida, obra y drama gira entorno a ese fin. Por cosas de la vida que no puedo comentar, Nemesis tiene que hacerse pasar por Donia, pero su ineptitud para comportarse como lo haría una chica de la nobleza y para entender cómo funcionan las relaciones humanas va a provocar más de una situación absurda. Este aspecto ha sido bastante entretenido y, en mi opinión, aporta el alivio cómico necesario para hacer la historia más llevadera. Me ha resultado un personaje intenso y, a pesar de tener un pasado traumático (qué sorpresa), nada repetitivo. Es una narradora consistente y fuerte, tanto física como mentalmente.

Por otro lado, tenemos a la familia real, un nido de víboras lleno de secretos a voces. No quiero entretenerme mucho hablando de cada uno (aunque tengo material para rato), así que me centraré en Tyrus, que es el que más protagonismo tiene. Es el heredero del imperio; por desgracia, está chalado... o es demasiado listo. En cualquier caso, es muy interesante, ya que sus intenciones no me han quedado nada claras y creo que tiene mucho más que esconder de lo que parece. Es de estos personajes que ya esperas que metan la puñalada en cualquier momento. A lo mejor es que me he vuelto muy desconfiada. [Spoiler] Sin embargo, creo que su humor e inteligencia hacen una pareja perfecta con los de Nemesis y para mí ya son OTP. [Fin del spoiler]

The Diabolic me ha tenido en tensión de principio a fin y, en cierto modo, me ha recordado a The Winner's Curse. Son dos historias con temáticas muy diferentes, pero las dos echan mano de una guerra en ciernes y de las intrigas palaciegas para vertebrar la trama, cosa que nunca me había atraído especialmente pero, mira, le he ido pillando el gustillo con la edad. Un día de estos me veis jugando al ajedrez y todo. No, qué va, hay que pensar demasiado. Entre los movimientos estratégicos, el mundo tan original, el romance y los giros argumentales, me he visto sin poder dejar de leer. The Diabolic es un pageturner de cuidado.


En resumen, SJ Kincaid nos lanza a un mundo de ciencia ficción gobernado por una clase social que venera al Universo como a un dios, pero desprecia la investigación y castiga la ciencia. Con este telón de fondo, The Diabolic cuenta una historia de venganzas y aventuras intergalácticas en la que tiene cabida incluso un poquito de amor. ¡Muy recomendada!


2 comentarios:

  1. Hola, te he nominado a un Best Blog Award ♥

    http://februaarysky.blogspot.com/2017/05/and-winner-is.html

    ResponderEliminar
  2. Hola!
    Últimamente estoy con muchas ganas de leer ciencia ficción, he leído poco porque no encuentro libros del género y eso que me encanta tanto en libro como en cine, así que me lo llevo apuntado
    Besos!

    ResponderEliminar