1 dic. 2017

La Coneja por el mundo: Oxford


¡Hola a todos! 🐇 Hacía un montón que no subía nada en esta sección y tiene una explicación: estas entradas me llevan mucho más tiempo que las otras, porque tengo que recordar lo que hice y organizar las fotos. Además, esta en concreto no sabía si subirla o no, porque el día que estuve en Oxford, yo y toda mi inteligencia nos dejamos la cámara en casa 😓 y tuve que hacer todas las fotos con el móvil. En fin, un desastre de cabeza, ya veis. Me disculpo por la mala calidad y espero que disfrutéis de mi experiencia en la ciudad. ¡Dentro diario! 


💙          💚          💛          💜


Un feliz día de noviembre, decidí ir a Oxford, la ciudad en la que se rodaron muchas de las escenas en las que los personajes de Harry Potter están en Hogwarts. El fangirleo era real 😍. Me levanté muy pronto y cogí cuatro trenes para llegar hasta allí. Sí, habéis leído bien: CUATRO TRENES. Menos mal que la experiencia valió la pena. Cuando llegué, lo primero que hice fue desayunar, porque estaba al borde del desmayo. Gracias, Starbucks, por servir cinnamon rolls a todas horas del día 💛. 

La segunda parada fue Christ Church (la entrada me costó £7, aunque creo que con el carnet de estudiante es gratis), que tiene nombre de iglesia pero es catedral y universidad. A eso lo llamo yo economizar el espacio. Verla desde fuera ya te pone los pelos de punta: ¡ahí dentro está el Gran Comedor! 😍 Por cierto, ahí la gente come de verdad, cosa de la que yo no tenía ni idea. Además, los comensales tienen que asistir con ropa de gala y túnica. Aquí abajo os dejo fotos del comedor, las escaleras por las que los alumnos de primer año suben al castillo, los pasillos, los patios interiores,  etc. El lugar es una maravilla, como casi todo en la ciudad. Yo intentaba comportarme como una persona normal, pero cada vez lo veía más difícil 😅. 

Vista lateral de Christ Church

   
Escaleras de entrada y The Great Hall

En estas escaleras se rodó la entrada a Hogwarts de los alumno de primer año en La Piedra Filosofal; es donde Harry y Ron conocen a Draco y éste dice su famosa frase: "pelirrojo y túnica de segunda mano, debes de ser un Weasley". Como curiosidad, en el Hall solo hay tres mesas: donde debería estar la cuarta mesa, está la comida. 

    
Diferentes vistas de The Great Hall, porque una no es suficiente 😂

The Great Hall

  
De izq. a dcha.: Christ Church Cathedral, edificio de aulas y torre random

Tom Tower

Luego di una vuelta por el centro. Oxford no es una ciudad muy grande, pero esta hasta los topes de gente. Era casi imposible andar por los pasillos del centro comercial y de las tiendas ya mejor ni hablemos. Por si no os había quedado claro, el viaje en tren se comió media mañana y, para cuando quise darme cuenta, ya era la hora de comer, así que salí del edificio para buscar un pub o algo. Aquí en los pubs se come bastante bien y por un precio razonable. Terminamos en The Crown, un sitio acogedor que está escondido en un callejón de Cornmarket St. 

Di una vuelta por las tiendas del centro y luego seguí visitando las calles que estaban un poco más lejos del auge de gente. En Oxford hay facultades en cada esquina y todas son preciosas, no sabía dónde mirar. Dimos con la Radcliffe Camera y con la biblioteca que está justo enfrente. Sin embargo, los visitantes no pueden acceder a estos edificios. De hecho, no pude entrar a casi nada 😓, porque todo estaba restringido a alumnos y personal. Fue una pena, porque las bibliotecas tenían una pinta estupenda. 

  
Alice's Shop en el 83 St Aldate's St. 

Esta tienda está frente a Christ Church y tiene sólo cositas relacionadas con Alicia en el País de las Maravillas. Lewis Carroll es uno de los alumnos más famosos de esta universidad y tiene sentido que la ciudad tenga estos guiños a su obra. La mayoría de los artículos son bastante caros, pero las postales y los imanes, los típicos recuerdos, están a bastante buen precio. Es un local muy pequeño, pero os lo recomiendo si vais a Oxford y os gusta este cuento. 

  
De izq. a dcha.: Cámara Radcliffe, Puente de los Suspiros y bicicletas en Oxford

A estas alturas del día, tenía una migraña que me iba a reventar la cabeza. Los viajes en tren no me sientan bien y andar todo el día me había dejado los pies doloridos. Además, no eran ni las cinco y ya se había hecho de noche. Vi una tienda de cosas de Harry Potter a la que me hubiera encantado ir, porque tenía una sudadera de Ravenclaw que me enamoró 😍, pero ya estaba cerrada. Decidí volver a Crawley porque, aunque parecía demasiado pronto, el viaje de vuelta no era precisamente corto y ya no podía más. Lo ideal hubiera sido hacer noche allí y seguir con la ruta al día siguiente. 

Para volver "solo" cogimos tres trenes 😂 y llegué a casa alrededor de las ocho. ¿Pronto? Pues parecía que fueran las tres de la mañana: todo totalmente oscuro, a excepción de algunas farolas, nadie por la calle (ni siquiera alguien paseando al perro), ni un solo ruido. Ahora estoy un poco más acostumbrada, pero los primeros días me daba incluso miedo volver sola a esas horas. En fin, me gustaría cerrar la entrada diciendo que Oxford esconde rincones mágicos 💚, especialmente para los amantes de HP, y que me hubiera gustado dedicarle, al menos, dos días más. 



💙          💚          💛          💜


¡Y hasta aquí mi excursión a Oxford!
Espero que os hayan gustado las fotos, a pesar de la calidad 😅
¿Habéis estado ya? ¿Os gustaría ir?
¡Contadme!

17 comentarios:

  1. Que bonito todo <3 las fotos quedaron preciosas! me dieron ganas de ir, y eso que ni siquiera soy fan de harry potter haha pero me encanta ese tipo de arquitectura. Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Hola!!

    Me encantan tus diarios, en serio! Uno de mis propósitos (algún día) es abrir un blog solo dedicado a hablar de los sitios que visito.
    Anyway, Oxford es uno de mis destinos pendientes. Tengo que ponerle remedio pronto, que todo el mundo me dice que es una ciudad genial.
    Y ahora sabiendo que tiene una tienda de Alicia en el País de las Maravillas, con más razón tengo que ir.
    Y sí, lo malo de Inglaterra es lo pronto que anochece en invierno, en ciudades grandes como que no se "nota" tanto, pero imagino que en un pueblo como el que tú vives tiene que ser muuucho más tranquilo.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!

    Soy una enamorada de los viajes, aunque mi familia no es muy viajera... Me ha encantado leer tu post (como todos los demás que escribes), y aunque solo he leído le primer libro y he visto la primera peli de HP, me han impresionado las fotos, sí que parece un sitio especial y curioso :)

    ¡Nos leemos!
    Lua.

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola, guapísima! ^^

    ¡¡Oh, pero qué pasada!! *.* Que sí, coger 4 trenes es coñazo épico, pero, oye, seguro que la experiencia valió la pena ^^ Sobre todo si tenemos en cuenta que viste cositas tan requetebonitas. Si es que así no hay manera, jo, ¡qué ganas de poder ir algún día! ^^
    Lo del Gran Comedor me ha dejado loquísima. No tenía ni idea de que comieran allí. Sí, lo de "gran comedor" tendría que dar una pista, pero bueno... jajajajajaja
    ¿Así que para volver 3 trenes? Hum. Bueno, uno menos ^^" Lo de las horas nunca deja de sorprenderme >.< Pero me alegro de que te hayas acostumbrado ya ^^
    Una entrada muy cuidada ^^
    ¡Un besazo muy pero que muy grande y que pases un maravilloso fin de semana, guapísima! ^^

    ResponderEliminar
  5. Me ha encantado la entrada, ha sido increíble, desde luego sería uno de los lugares que me encantaría, y la tienda de Harry Potter, sin duda sería parada obligatoria, la cuestión es encontrarla abierta XD. Al menos con las fotos he podido disfrutar de lo que visitaré algún día.
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Muy lindo tu blog
    Un placer el haberte hallado

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola! ^^
    A mí me encantaría ir a todas las localizaciones donde se ha rodado Harry Potter, que son unas cuantas. Hacer una especie de tour por el Reino Unido, porque son lugares preciosos. Yo seguramente estaría igual que tú, intentando parecer una persona normal, jaja. Con lo fan que soy seguro que me quedaría mirándolo todo embobada. Me han encantado las fotos, son una pasada :)

    Besos!

    ResponderEliminar
  8. Hola preciosa
    Ay por dios, qué maravilla. NECESITO IR PERO YAAA
    Qué fotos más bonitas te han quedado.
    Se me ha saltado la lagrimilla y todo jaja
    Un besito

    ResponderEliminar
  9. ¡Holaaa! ^-^

    Uaaaa que envidia, ojalá yo pueda ir algún día. Las fotos so preciosas, el paisaje, la arquitectura y tooooooodo y si ya es bonito en las fotos en persona debe de ser una pasada. Y los escenarios de Harry Potter *-* jajajaj no me extraña el fangirleo así cualquiera.

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola!

    Acabo de conocer tu blog y me quedo por aquí, me encanta el nombre por cierto. Estoy encantada de haber conocido tu blog y leer esta entrada porque me he quedado alucinada. Ojalá pudiese ir yo algún día a Oxford y conocer todo lo que has visto tú, me flipa Hogwarts. No me esperaba que el comedor se conservase tan bien por dentro la verdad jajaja, sigue igual que en las pelis.

    Conozco amigos que han ido a Oxford y me han dicho lo que tú, que está plagado de universidades (cosa normal), pero sin duda las fotos que has puesto hacen que tenga aún más ganas de ir y conocer cada rincón. Aunque eso de los 4 trenes me ha echado un poco para atrás jaja.

    Nos leemos.

    Besos

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola bonica! Por fin otra entrada de esta sección tan genial. Por fin. Me das una envicia terrible porque me encantaría poder ir a Oxford y pasear por sus calles. Eso sí, si tengo que coger 4 trenes, dame por muerta porque seguro que en el segundo ya me he perdido. Me alegro de que disfrutases del viaje y gracias por traernos unas fotos tan preciosas.

    Un besazo y nos leemos. ^^

    ResponderEliminar
  12. ¡¡Hola!!
    Jo! Que envidia, pero de la buena.
    También me gustaría ir algún día a ver donde se rodó Harry Potter, y es que todo es tan bonito *o*
    Besos ^^

    ResponderEliminar
  13. Holaa, qué genial sería vivir a solo cuatro trenes de la magia ja, ja, ja, ja, de acuerdo, me he quedado de a cuadros con lo de cuatro trenes, pero bueno, se nota que ha valido por completo la pena y al final es lo que cuenta. Me encantan las postales que has hecho, súper divino todo *-*
    ¡Beesos! :3

    ResponderEliminar
  14. Hola!! Te puedes creer que hace mil años que te sigo por twitter y yo pensando que también te seguía en el blog? Pues resulta que no te seguía por aquí, pero ya está solucionado jajaja
    Me ha encantado esta entrada sobre tu breve viaje a Oxford, pero la tendrías que haber titulado El día que cogí 7 trenes jajaja
    Cuando yo estuve en Londres, en vez de visitar Oxford, nos acercamos a Cambridge y me encantó. Las universidades son muy bonitas y hicimos un paseo en barca en el que casi acabamos dentro del río.
    Ese día hacía un frío que pelaba pero por suerte también había un Starbucks que me salvó de un resfriado gracias a su chocolate caliente.
    Me apunto Oxford para el próximo viaje a Inglaterra :)
    Un beso enorme!!

    ResponderEliminar
  15. ¡Qué rabia lo de la cámara! Aún con todo, las fotos son preciosas... especialmente la del puente de los suspiros, tiene un "algo" encantador e inglés que me encanta <3

    La única pega que en invierno se hace de noche enseguida por esas tierras, ¡y tener que coger tantos trenes! D:

    ResponderEliminar
  16. Ay, lo que echaba de menos estas entradas...Pues oye, las fotos geniales, no sé de qué te quejas, a mí me encantan. Todo lo que nos cuentas me ha dejado encantada: la visita a "Hogwarts", la tienda de Alicia, la de Harry Potter (lástima no haber podido entrar¬¬),...una pasada, La única cosa un poco así es que hubiera tantos sitios en los que no te dejaran entrar ¬¬

    Un saludo,
    Laura.

    ResponderEliminar