27 feb. 2016

Top 10: Manías lectoras



Llevo muchos años leyendo y, al final, he adquirido una serie de manías que han convertido mi pasatiempo favorito en casi un ritual. Todo influye en mi momento sagrado: desde el formato del texto hasta la temperatura. Además, si ya de por sí soy quisquillosa, cuando se trata de libros me pongo insoportable. 




10. E N T O R N O

Prefiero leer en espacios cerrados. Estoy acostumbrada a leer en mi habitación, así que cuando leo en la biblioteca o en algún espacio abierto, me siento rara. Soy incapaz de concentrarme, porque hay miles de distracciones, mientras que entre mis cuatro paredes todo es bastante estático.  

9. S O L E D A D

No me gusta leer con gente alrededor. Cuando estoy con alguien más, tampoco soy capaz de centrarme en la lectura. Y, aunque no esté con nadie, pero esté rodeada de gente [como en el caso anterior de la biblioteca], tampoco puedo leer. Necesito estar sola [o únicamente acompañada por mis hijos-mascotas] para poder entregarme 100% al libro. 

8. T E M P E R A T U R A

Soy de esas personas que siempre [siempre siempre] tiene los pies fríos, estemos en invierno o en agosto a 35º. Algunos se agencian una manta para estos momentos de relax. En cambio, yo tengo una zapatilla gigante acolchadita [que, muy amablemente, me trajeron los Reyes Magos], en la que me caben los dos pies, y que se ha convertido en mi compañero inseparable. 

7. B A T E R Í A

Soy muy maniática en lo que al ereader se refiere. Me paso la vida controlando las rayas de batería que le quedan, porque no puedo seguir leyendo si me doy cuenta de que le quedan menos de dos. En ese momento, corro a por el cargador. La razón: cuando se rompió mi primer ereader [en paz descanse], me compró otro que salió rana y la batería no le duraba casi nada. No sabéis la de veces que me he quedado sin leer el final de un libro por la dichosa batería. Es verdad, como el libro físico no hay nada.

6. F O R M A T O

Los libros que convertidos de epub a pdf suelen tener una calidad patatera: imágenes, líneas que se descuadran, páginas en blanco, etc. Lo que más rabia me da es el texto en bandera, es decir, que el margen derecho parece una cordillera. NO, necesito que el texto esté justificado a ambos lados o no puedo leer. NO PUEDO. 

5. P A R A D A S

No puedo dejar de leer así o como así, necesito que haya algo que limite la lectura. Por eso, normalmente sólo dejo de leer cuando se ha acabado el capítulo. ¿Sabéis ese momento en el que se te cierran los ojos a mitad de un capítulo y lo tenéis que dejar sí o sí? Pues yo soy de esas que hasta que no se acaba, no puedo dejar de leer. ¿Será OCD? 

4. L I B R E T A


Tengo memoria de pez, así que si quiero acordarme de algún detalle en especial para las reseñas o simplemente me gusta una cita, necesito tener a mano libreta y boli para poder apuntarlo. Si intento acordarme, ten por seguro que se va a perder en el agujero negro del olvido. 

3. P O S T U R A

Para mí, encontrar una postura cómoda es como el Santo Grial de la lectura. En todos estos años, no he sido capaz de colocarme de tal forma que no me duela todo el cuerpo [cuello y espalda, principalmente] después de media hora. En serio, que los científicos se dejen de tonterías e investiguen este tema, que es de vital importancia para la Humanidad. 

2. S I L E N C I O

Mucha gente dice que puedo leer con música de fondo, pero yo soy incapaz [a menos que estemos hablando de música suave instrumental, especialmente compuesta para leer y estudiar]. Me distraigo con mucha facilidad, así que necesito que haya silencio. Por eso mismo, me gusta que no haya personas cerca [si estoy sola en casa, mejor que mejor]. También puedo leer con el ruido de la secadora, porque la tengo justo debajo de la ventana [adaptarse o morir]. 

1. O R T O G R A F Í A

Lo que peor llevo en esta vida son las faltas de ortografía en los libros. Se supone que un libro es un modelo a seguir en cuanto a escritura y, por tanto, tiene que estar perfectamente redactado. No hablo del estilo, ese es un aspecto personal, sino de la ortografía y la sintaxis. 

Últimamente, veo muchos más errores que antes. Puede ser porque ahora me fijo más, porque el proceso de corrección y edición se ha acelerado [exigencias del mercado, supongo] o, tristemente, porque el nivel de calidad ya no es el que era [ahora con que sea bonito y se venda bien, nos vale]. En cualquier caso, un texto pasa por muchas manos, es imposible que todas hayan obviado la misma falta [y me refiero a la portada que tenemos a la derecha: No sé **porqué, pero te quiero]. POR QUÉ. Separado, por qué.

Porqué es un sustantivo [la causa, la razón] y siempre va precedido de un artículo u otro determinante: No sé el porqué, pero me encantas. Por qué [preposición + pronombre interrogativo] se usa en oraciones interrogativas, tanto directas como indirectas. ¿Ha quedado claro, señores de Red Apple? Pues aplíquense el cuento, que su trabajo es más importante de lo que parece. Una portada bonita no lo es todo.  

¿Y vosotros qué? 
¿Tenéis alguna manía especial a la hora de leer?
¡Contadme! ^^

23 comentarios:

  1. Cpincidimos en un montón de cosas/manias pero yo no uso libreta, tengo una app de notas para el movil y voy anotando ahí jeje

    ResponderEliminar
  2. 2. SILENCIO: Dependiendo del libro puedo tener música de fondo o no. Lo que sí consigo hacer pese a ser un chico es leer y ver la televisión a la vez. 'Boom', y antes 'Atrapa un millón', para ser más exactos. #NasidoAsí

    3. POSTURA: Pues yo puedo leer de todas las posturas habidas y por haber salvo con el libro cerrado, PERO.

    7. BATERÍA: Hazte con un Kindle. Yo tengo el primer modelo que salió (creo) y es una maravilla que te avisa con 15 años de antelación de que se te va a apagar. Mejor compra ever.

    ResponderEliminar
  3. Hola! Me ha gustado mucho esta entrada jajaja Yo también soy muy maniática a la hora de leer. Sin embargo, normalmente sí puedo leer en sitios con mucha gente (en el tren, en una cafetería, incluso en una fiesta xD) y con música, aunque depende del día. Me fastidian bastante las faltas de ortografía y sí, la postura cómoda es algo que yo todavía no he encontrado.

    Besos gatunos y tienes un blog precioso!

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!
    Coincidimos en prácticamente todo. Yo también soy incapaz de encontrar una posición cómoda para leer, me estoy cambiando cada pocas páginas. Me ha encantado lo que has dicho de los científicos jajaja.
    Saludos :D

    ResponderEliminar
  5. Yo siempre tengo una libreta a mano :)

    ResponderEliminar
  6. Buenísima entrada! Yo puedo leer en cualquier sitio, abierto o cerrado, eso sí, prefiero el silencio, manta en los pies, libreta a mano..... y la ortografía... me revientan las faltas.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Lo que me he reído con esta entrada... Especialmente con la última. Compartimos muchas manías jajaja
    ¡Besos! ♥

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola!

    Coincidimos en un montón de manías :D
    También estoy siempre fría, no importa en qué momento del año estemos. Y necesito un mínimo de soledad y silencio para poder concentrarme, sino se me hace increíblemente difícil seguir la lectura. Sin embargo, soy de las pocas que puede parar en cualquier página de la novela :)
    ¡Muerte a las faltas ortográficas!
    Un beso, nos leemos ^^

    ResponderEliminar
  9. ¡¡¡Hola!!! Te he nominado para los Liebster Awards, aquí te dejo el enlace:
    http://librossdechocolate.blogspot.com.es/2016/02/nominacion-liebster-awards.html
    ¡¡¡Espero que te pases para participar!!! Nos leemos, besooos♥

    ResponderEliminar
  10. Creo que todo lector va cogiendo manías xD
    Coincido en que me gusta leer en mi cuarto, sola y con una cobija por que me da frío hasta en los días mas calientes.
    La postura es algo con lo que siempre sufro, cada diez minutos me estoy moviendo, nunca encuentro mi posición perfecta XD

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  11. ¡Holaa! Uff, coincido en la gran mayoría de las cosas. Sobre todo en que debo terminar cuando acaba un capítulo. Sino me pierdo mucho.
    Muy buena entrada :D

    ResponderEliminar
  12. Coincidimos totalmente en lo de los capítulos, ¡odio dejarlos a medias! Un besote :

    ResponderEliminar
  13. Hola!!!

    Pues coincidimos en varios.Yo tampoco puedo leer ebooks que no estén justificados. O que sea todo seguido. Es decir, que en una misma página termine y empiece un nuevo capítulo. NO.
    Lo de que tengo que terminar el capítulo para dejar la lectura es otra de mis manías. De noche no me voy a dormir hasta que lo hago. Lo peor es cuando voy leyendo en transporte público, que soy capaz de ir por la calle leyendo hasta que termino el capítulo en cuestión (o de entrar en el trabajo leyendo).
    Lo del silencio es una cosa muy extraña. Porque en casa sí necesito estar en silencio. Pero si la mayoría de veces leo de camino al trabajo/casa, así que no me importa leer allí si hay un murmullo suave. Como se meta gente a gritar como locos, entonces me planto mi música y ya puedo concentrarme.
    Raro, pero cierto.

    Besos!

    ResponderEliminar
  14. Jajaja coincido en un 90%, genial, tienes toda la razón. Me ha encantado la entrada xD Un abrazo!

    ResponderEliminar
  15. ¡Hola!
    Yo también tengo esa maxi zapatilla, pero de una ovejita jeje Y coincido contigo en lo de las faltas ortográficas, no puedo con ellas, son superiores a mí xD
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  16. ¡Hola! Pues coincidimos en casi todo.
    Yo ODIO leer con gente alrededor, aunque estén calladísimos. ODIO leer en una biblioteca, siempre me imagino que me está mirando todo el mundo por cualquier cosa...
    También me ponen muy nerviosas las faltas de ortografía. Pero nunca he llegado a ver una en la portada... los ojos me sangrarían xd
    Y además, la postura que encuentro siempre hace que me duela el pecho al respirar después de quince minutos. No sé si es que tengo mala suerte o qué, pero es muy incómodo.
    Y por último, odio sobre todo que el formato esté mal. Los PDFs que tengo en el ebook son horribles, con faltas de ortografía, espacios en blanco... e incluso a veces ¡faltan capítulos o párrafos! Es horrible, no puedo soportarlo.
    Un besazo enorme. ¡Coincidimos en tantas cosas...!

    ResponderEliminar
  17. Hola!!!
    Me gustó mucho esta entrada, todos tenemos pequeñas manías lectoras :D
    Comparto lo de las faltas de ortografía, lo llevo fatal...
    Nos leemos, besos ^^

    ResponderEliminar
  18. Alguna que otra la comparto contigo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  19. ¡Hola! Muy buena la entrada. Yo tampoco puedo leer con ruido, y lo de la posición y la batería totalmente de acuerdo. Las faltas ortográficas cada vez veo más...
    Besos.

    ResponderEliminar
  20. Yo también tengo el problema de los pies fríos y lo peor es que en mi ciudad en verano puede llegar a haber 42 grados perfectamente y aun así los pies no llego a tenerlos como el resto del cuerpo D:
    Un beso ^^

    ResponderEliminar
  21. Jaja wow, cero que yo no soy tan quisquilloso, puedo leer con ruido, sin ruido, con música, sin música, con gente, sin gente, en mi casa, en la biblioteca, en el transporte, en cualquier sitio realmente.
    Creo que lo único en que coincidimos es en las faltas de ortografía, casi muero cuando veo la portada que mencionas. Señores correctores de estilo: su único trabajo es corregir ortografía y redacción, yo no sé por qué (separado) les cuesta tanto trabajo.
    Muy interesante tu entrada.

    Saludos!!!
    PD: Te he nominado a un premio en mi blog: http://lasventajasdeserunreader.blogspot.com/2016/02/premios-liebster-award-11.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Puff, es que cuando voy en coche o en bus no puedo leer, me mareo enseguida xD qué envidia me dais los que podéis -.- Y sí, lo de esa portada es sacrilegio!
      Me encanta que me nominen a estas cosas y justo me han nominado al mismo premio hace nada, así que haré la entrada conjunta. ¡Gracias por pensar en mí! ^^

      Eliminar
  22. Jajajajaja el del 'porqué' que cosa terrible. Es como para sacarse los ojos.
    A mi me cuesta mucho también leer con musica, pero al contrario de ti, me encanta leer en lugares publicos, como en cafeterias y especialmente en el metro (si! jaja) quizás es raro pero me encanta sentir que me abstraigo por completo de la realidad al abrir las páginas. Tampoco puedo leer con luz electrica a no ser que esté muy necesitada por terminar un libro. Si se acaba la luz de día, habrá que esperar al día siguiente (?
    Un beso!

    ResponderEliminar